Actualidad

El posible Brexit tendría “consecuencias negativas” para la Comunitat

Las exportaciones valencianas a Reino Unido alcanzaron en 2015 casi 3.000 millones de euros, duplicando la cifra de tres años antes

iV.com.- El próximo 23 de junio los británicos decidirán en referéndum si continúan formando parte de la Unión Europea o inician una aventura en solitario, lo que tendría “importantes costes” para su economía, según un informe de Cámara Valencia.

La asociación empresarial alerta de “las consecuencias negativas” que tendría para la economía de la Comunitat Valenciana una posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, por sus efectos sobre la actividad exportadora de las empresas valencianas y sobre el flujo de turistas británicos, según informa este lunes la edición valenciana del digital elEconomista.es

En concreto, el informe destaca que la depreciación de la libra con respecto al euro restaría competitividad a los productos valencianos; el posible incremento de barreras arancelarias y no arancelarias; una menor llegada de turistas británicos, por la caída en su poder adquisitivo, y el estancamiento de la  inversión inmobiliaria. Alerta, además, del aumento de los costes de implantación de empresas y las trabas en el mercado laboral.

Las exportaciones valencianas al Reino Unido alcanzaron en 2015 casi 3.000 millones de euros, duplicando la cifra de tres años antes. Este dinamismo en las ventas en el mercado inglés puede verse bloqueado y los sectores más afectados serían el agroalimentario (productos frescos y procesados), elementos de transportes y sus componentes, maquinaria mecánica y eléctrica, productos cerámicos y calzado.

Además España es uno de los principales destinos turísticos del ciudadano británico. El año pasado, 15,7 millones de viajeros del Reino Unido visitaron España, de los cuales más de 2,7 millones estuvieron en la Comunidad Valenciana -lo que supone el 35 por ciento de los turistas extranjeros en la región-.

“Los efectos negativos sobre la actividad turística vendrían como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo de los británicos, con la reducción de las decisiones de gasto y el gasto por persona y el estancamiento de la inversión inmobiliaria para el turismo residencial. Además, el coste la depreciación de la libra encarecería el coste de venir y de invertir en España”, detalla el documento, según elEconomista.

El Brexit implicaría también un aumento de los visados y trabas para trabajar en el Reino Unido, así como mayores costes de tramitación para las empresas españolas implantadas en el Reino Unido y las inglesas implantadas en España.

Nuevas relaciónes

El informe apunta que el Brexit conllevaría, también, “importantes costes para el Reino Unido, que se materializarían en una menor confianza, nuevas negociaciones de acuerdos comerciales con la UE que serían muy costosos y prolongados, la exclusión inicial del TTIP y menor relevancia en términos geopolíticos a nivel mundial. Para la UE, la salida pondría en duda todo el proceso de integración de Europa y sentaría un precedente para otros países”.

“La intensidad de todas estas consecuencias dependerá de la articulación de la nueva relación entre el Reino Unido y la Unión europea”, indica. Para Cámara Valencia, la opción “más favorable” sería establecer una relación similar a la existente con Noruega o Suiza, mediante un acuerdo de libre comercio de bienes y de algunos servicios, la libre circulación de personas y la contribución al presupuesto europeo.

La menos favorable sería la que implicaría la inexistencia de un acuerdo comercial, por lo que las relaciones comerciales se regirían por la OMC, que no existiera libre circulación de personas y sin contribución al presupuesto europeo.

“La opción más probable sería la intermedia, lo cual implica negociaciones que podrían llevar varios años, con la consiguiente situación de incertidumbre y deterioro de la confianza”, concluye el documento.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

Muere abatido el autor material del atentado de Barcelona
Younes Abouyaaqoub, el terrorista que conducía la furgoneta que atropelló a decenas de personas en La Rambla de Barcelona y que acabó con la vida de 13 personas, ha muerto abatido por los Mossos d’Esquadra en Subirats a 50 kilómetros de Barcelona. El terrorista, de 22 años, también mató en huida a un joven de Villafranca del Pendés al que apuñaló, convirtiéndolo en la víctima número 15 de los atentados.

Los mossos d’Esquadra han confirmado que el imán de Ripoll era uno de los dos muertos de Alcanar que también formaban parte de la célula yihadistas. Los doce sospechosos de los atentados de Barcelona y Cambril ya han sido detenidos o abatidos según han confirmado las autoridades en la rueda de prensa de esta tarde.

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets