Opinión

¿Tú de quién eres?

Susana Gisbert

Ignoro por qué razón, los humanos tendemos a clasificar a las personas. Nos gusta tenerlos metidos en sus respectivos cajoncitos, como si la vida fuera aquel sinfonnier de la Nancy con que jugaba de pequeña. Supongo que eso hace más fácil las cosas. Y supongo también que por eso, desde que el mundo es mundo, los que van de por libre siempre acaban teniendo problemas.

¿Tú de quién eres? Preguntan en el pueblo cuando alguien va después de mucho tiempo fuera. Una pregunta clásica que dio en su día ocasión a una jocosa canción de aquel grupo llamado “No me pises que llevo chanclas”, si no me falla la memoria. Como clásico es también que te pregunten en las bodas si vas de parte del novio o de la novia. Y ojo con ir de parte de los dos, que siempre habrá alguien que pretenda que elijas a cuál de los dos te sientes más cercano. El viejo “a quién quieres más, a papá o a mamá”, que más de un problema ha acabado causando en este nuevo mundo de familias nuevas.

Pero la vida no es el sinfonnier de mi muñeca Nancy. Más bien es un almacén enorme, donde los vestidos se mezclan con los sombreros, los zapatos con los bolsos y hasta los juguetes con los utensilios de cocina. Y por más que intentemos tenerlo ordenado, las cosas tienden a mezclarse, juntarse y volverse a separar en un batiburrillo difícil de ordenar.

Todas estas cosas se me vinieron el otro día a la cabeza cuando una conocida red social me proponía una cadena, una especie de juego. Reconozco que no soy nada aficionada a las cadenas, y que se me ponen los pelos como escarpias cada vez que alguien me envía un mensaje de esos de “manda a diez personas en los próximos diez minutos y recibirás una gran noticia”. Siempre me queda la duda de que si no lo hago la furia de los dioses me va fulminar, y confieso que las más de las veces acabo picando. Por si acaso, como muchos. Acordándome de aquellas cartas que me enviaban de pequeña en que amenazaban con los males del infierno si rompías aquella cadena que llevaba ni sé el tiempo en funcionamiento según lo que decía el texto en cuestión. A Fulanita le detectaron un cáncer, Menganito perdió su empleo o Perenganito tuvo un fatal accidente. Y la dichosa cartita te tenía varias noches sin dormir si habías osado romper la cadena y no enviar las ‘tropemil’ postales.

Pero o esta vez me pilló de buen humor o era diferente. O tal vez ambas cosas a un tiempo. El caso es que, sin amenazar con las Siete Plagas Bíblicas, proponía pegar un siemple texto en el muro de cada cual, invitando a sus amigos a que respondieran con una sola palabra que evocara a la relación de cada uno con la persona. Lo hice y me gustó leer el resultado. Falla, casa, Universidad, redes, conferencia, twitter, facebook, radio, chip, cursos, danza, literatura, falla, lucha, feminismo, calificación, televisión, bar, trabajo, jornadas, escritores, padres, barrio, karaoke, celebración ochentera, periódico –informavalencia, por cierto- y hasta el nombre de amigos comunes fueron varias de las palabras claves con las que me obsequiaron. Un momento para rescatar momentos de la memoria, vivencias compartidas y lugares comunes a los que la pátina del tiempo añade además, un aura especial.

Mucha cosas a compartir, imposibles de meter en cajones ordenados. Los amigos virtuales se hicieron reales, los reales pasaron a ser parte de las redes sociales, los compañeros se transformaron en amigos y los colegas en compañeros. Además se mezclaron entre sí hasta formar una amalgama que es imposible de disolver. Y ahí me dejaron, como un pequeño regalo, el principio del hilo porque el que tanta gente acabó formando parte de mi vida, y ahí sigue.

Que quién quiera guarde en su sinfonnier a las personas metiditas en cajones, que yo prefiero sacarlas y disfrutar de ellas.

Porque ser un verso libre está muy bien, pero mejor está que siempre haya un poema en que encontrar el sitio donde el verso luzca más y tenga más sentido. Y mejor todavía si en vez de un poema sale una antología. Y aunque el verso se quede en ripio. Nadie es perfecto.

Twitter: @gisb_sus

print

1 Comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

Destruir la Sagrada Familia, el ‘plan A’ de la célula catalana


La célula yihadista responsable del atentado en la Rambla de Cataluña quería destruir un objetivo principal con el uso de furgonetas bomba. Según informan a El Confidencial fuentes de la investigación, su plan A incluía provocar una explosión de enorme magnitud en la Sagrada Familia. Preparaban para ello grandes cantidades del explosivo del Estado Islámico, conocido como TATP o triperóxido de triacetona y bautizado por el terrorismo yihadista como ‘la madre de Satán’, que almacenaban en el piso franco de Alcanar, en Tarragona, y que pensaban combinar con bombonas de butano.(El Confidencial.com)

********************************

Se eleva a 14 el número de muertos por los últimos atentados
Una mujer que estaba ingresada en el Hospital Joan XXIII de Tarragona ha muerto este viernes, lo que eleva a 14 el número de fallecidos en los ataques terroristas en Cataluña, han informado según fuentes de la Conselleria de Salut.

Se trata de la primera víctima entre los peatones que fueron arrollados por un vehículo en Cambrils este viernes de madrugada, antes de que los mossos abatieran a cinco terroristas.

Junto a esta mujer habían resultado heridas otras cinco personas en el ataque en la localidad tarraconense.
***********************************
ATENTADO TERRORISTA EN BARCELONA
Una furgoneta ha atropellado a la multitud que transitaba la Rambla de Barcelona provocando 13 muertes y causando una treintena de heridos. Se trata de un atentado terrorista. El vehículo ha iniciado su recorrido en la confluencia de la Rambla con Plaça Catalunya y ha recorrido 600 metros hasta el mosaico de Joan Miró (Carrer Hospital), atropellando a toda la gente que se encontraba, haciendo eses para causar el mayor daño.

Habría un detenido que estaría relacionado con el atentado. Los autores lograron huir tras el atropello: hay dos personas a la fuga. Uno de ellos ha sido identificado como Driss Oukabir Soprano, con residencia en Ripoll, informan fuentes conocedoras a La Vanguardia. Es originario de Marsella, según su perfil de Facebook, y tiene antecedentes por maltrato.

********************************

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets