Cultura

La ópera ‘A Midsummer Night’s Dream’, de Britten, cierra la temporada en Les Arts

El centro de artes dedica el mes de junio al cuarto centenario de la muerte de Shakespeare con esta ópera, una lectura dramatizada de esta comedia, un taller didáctico sobre la obra y un concierto espectáculo

iV.com.- Roberto Abbado, en el podio, y Paul Curran, como director de escena, cierran el curso lírico en el Palau de les Arts Reina Sofía con la ópera ‘A Midsummer Night’s Dream’, de Benjamin Britten, que se estrenará el viernes 10 de junio.

El maestro milanés y el director escocés han comparecido en rueda de prensa, junto con el intendente de Les Arts, Davide Livermore, para presentar la cuarta nueva producción del centro de artes en la temporada 2015-2016.

‘A Midsummer Night’s Dream’, ópera en tres actos con música de Benjamin Britten y libreto de Benjamin Britten y Peter Pears, basada en la obra homónima de William Shakespeare, inaugura un mes de junio dedicado al dramaturgo inglés en el cuarto centenario de su muerte, según ha explicado Davide Livermore.

Se trata, además de la primera obra del compositor inglés, “uno de los genios del s. XX” que interpreta la Orquestra de la Comunitat Valenciana (OCV). “Una partitura de reparto coral y de gran fuerza teatral, que precisa de unos sólidos mimbres artísticos para ser representada”, ha matizado el intendente.

En este sentido, ha explicado que Les Arts reúne un reparto de valores consolidados del repertorio inglés junto a voces emergentes, los artistas del Centre Plácido Domingo y los niños de la Escolania de la Mare de Déu dels Desemparats.

La soprano Nadine Sierra, a quien el público valenciano recordará por ‘Don Pasquale’ bajo la dirección del propio maestro Abbado en 2015, y el contratenor Christopher Lowrey, uno de los nuevos valores en su tesitura, encabezan el reparto como Tytania y Oberon, reyes de las hadas.

Completan el elenco Brandon Cedel (Theseus), Iuliia Safonova (Hippolyta), Mark Milhofer (Lysander), Dan Kempson (Demetrius), Nozomi Kato (Hermia), Leah Partridge (Helena), Conal Coad (Bottom), Richard Burkhard (Quince), Keith Jameson (Flute), Tyler Simpson (Snug), William Ferguson (Snout), Michael Borth (Starveling) y Chris Agius Darmanin (Puck).

Roberto Abbado, director titular de la OCV, ha subrayado la capacidad innovadora de Britten con esta obra, que introduce nuevos elementos como la relevancia de la figura del contratenor, el papel de los coros infantiles para extraer un color “no humano” y “mágico” y un sonido orquestal misterioso. “Es una partitura con una gran cantidad de matices y colores, que es un placer extraer para un director”, ha añadido.

Paul Curran, director de escena, escenógrafo y coreógrafo de ‘A Midsummer Night’s Dream’ debuta en Les Arts con esta producción, que cuenta con vestuario de Gabriella Ingram e iluminación de David Jacques.

Según ha destacado Livermore, el director escocés, artista polifacético y reconocido en los principales teatros del mundo, fue, además, maestro del director artístico de Les Arts. Para Curran, la principal dificultad de la ópera, como director de escena, estriba en su reparto con 19 papeles para solista, “donde todo el mundo es una estrella”.

‘A Midsummer Night’s Dream’ nos ofrece también una riqueza increíble para trabajar -ha analizado Curran-, “puesto que es la única ópera basada en Shakespeare que usa el texto real del dramaturgo sin cambiar apenas nada”.

Curran, según ha avanzado, ambienta la acción de ‘A Midsummer Night’s Dream’ en las ruinas de un viejo templo en el que convergen las tres dimensiones de la fantasía de Shakespeare. El director, asimismo, ha destacado los tres ejes temáticos sobre los que se basa la obra: política, religión y sexo. “Os encantará”, ha sentenciado el escocés.

Además del día 10, habrá más representaciones los días 12, 14, 16 y 18 de junio, siendo el día 16 la soprano estadounidense Jennifer O’Loughlin quien cante el papel de la reina de las hadas.

Actividades alrededor de William Shakespeare

Este mismo mes de junio, ha recordado Davide Livermore, el Aula Magistral acoge una lectura dramatizada del clásico shakesperiano, con funciones para el público del programa didáctico, los días 8 y 9, y una representación para el público general el sábado 11 de junio a las 18.00 h.

Les Arts presenta una nueva producción teatral propia, con texto adaptado por Anselmo Alonso, y actores de La Farsería.

De manera paralela, los estudiantes podrán analizar en el Taller literario ‘De libro a libreto’, la adaptación del texto teatral, que escribió el dramaturgo inglés a finales del S. XVI, al lenguaje operístico del s. XX en la obra de Benjamin Britten.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets