Educacion

Rajoy confirma la reunión con la Mesa por la Educación en Libertad

La protesta de la Enseñanza Concertada en ya es una cuestión de Estado, cómo producto de la concentración que tuvo lugar el pasado domingo y que reunió a más de 40.000 personas detrás de la convocatoria de Escuelas Católicas en defensa de sus centros y contra los recortes de aulas

iV.com.- La reivindicación de la Enseñanza Concertada en la Comunidad Valenciana ya es una cuestión de Estado, cómo producto de la concentración que tuvo lugar el pasado domingo y que reunió a más de 40.000 personas detrás de la convocatoria de Escuelas Católicas en defensa de sus centros y contra los recortes de aulas.

Así, la Mesa por la Educación en Libertad solicitó ayer a los líderes del PP, Mariano Rajoy, y PSOE, Pedro Sánchez, que mañana, miércoles, visitan Valencia, “que encuentren un hueco en sus agendas para reunirse con la Mesa por la Educación en Libertad y así conocer la situación de la educación en la Comunitat Valenciana y la apuesta por la libertad de elección de las familias”, según anunció Vicente Morro, actual portavoz de la Mesa.

Y mientras el líder del Partido Popular y presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy ya ha confirmado el encuentro, Pedro Sánchez no parece disponer de espacio en su agenda para la cita.

Tras la reunión que mantuvo la Mesa ayer se ha indicado que esta invitación se hace extensiva al resto de líderes nacionales que visiten la Comunitat, “nos sentaremos con todos ellos porque la Mesa por la Educación siempre ha estado abierta a escuchar y atender a todos los ciudadanos, asociaciones, instituciones y partidos políticos”.

En este sentido, Vicente Morro ha apuntado que “esperamos que Rajoy y Sánchez encuentren un hueco para escucharnos porque este domingo 40.000 personas en la Plaza de la Virgen reivindicaron su derecho de libertad de elección de modelo educativo”. Asimismo, ha añadido que “esta fue la demostración que existe un problema que la administración valenciana no ha sabido resolver y que sólo hace que agravar”.

Morro ha indicado que “las autoridades valencianas en lugar de reconocer su error y sentarse a dialogar siguen llamando mentirosos y personas manipuladas a todos los que libremente el domingo nos dimos cita en la Plaza”.

Por último, el actual portavoz de la Mesa ha comentado que “esperamos la respuesta afirmativa para escucharnos de todos los partidos políticos españoles porque no vamos a parar mientras que se siga atacando la libertad de elección”.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets