Valencia

Ayuntamiento y Consell presentan el nuevo convenio del aparcamiento de Ciudad de Brujas

Propiedad de la Generalitat, el Ayuntamiento tendrá que pagar los 11,3 millones de euros de coste, durante un plazo de diez años

iV.com.- El alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, han anunciado hoy de forma conjunta el acuerdo entre ambas instituciones para la adecuación y puesta en servicio del aparcamiento subterráneo de la plaza de Brujas y dar una solución a la urbanización y diseño de movilidad del entorno.

El objeto principal del acuerdo es el establecimiento de las condiciones jurídicas y económicas que permitan la entrega al Ayuntamiento de Valencia, por parte de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, del aparcamiento subterráneo de la plaza de Brujas. Las cláusulas del texto reconocen que la propiedad del aparcamiento es de la Generalitat, al haber construido y financiado su coste de ejecución, y que el subsuelo es propiedad del Ayuntamiento.

Asimismo, se señala que la obra pública será objeto de entrega por parte de la conselleria al Ayuntamiento en el plazo máximo de dos meses desde la firma del convenio, una vez aprobado por ambas entidades, y el Ayuntamiento asume la gestión integral del aparcamiento.

El importe de la obra pública que pagará el Ayuntamiento, 11.314.963 euros (IVA incluido), tendrá carácter de gasto plurianual en forma de inversión de capital durante un periodo de 10 años. El Ayuntamiento pagará 1.131.496 euros cada año, más los intereses devengados. De hecho, ya se ha realizado la correspondiente previsión presupuestaria para este año, tal como se aprobó durante la reunión del Pleno del pasado mes de febrero.

Como parte de las obras a ejecutar, también hay que acometer la conexión rodada con el Mercado Central, la adecuación del vestíbulo del sótano 1 y la conexión con el sótano del Mercado Central, y se ha de acondicionar el interior del aparcamiento. Todo ello lo asume el Ayuntamiento, que para ello sacará a licitación la explotación del aparcamiento mediante la concesión a una empresa durante un plazo a determinar, en cuyo pliego de condiciones ya se está trabajando desde los servicios municipales.

Posteriormente, el consistorio se encargará de la ejecución de las obras de urbanización en superficie de la plaza Ciudad de Brujas.

El viernes, la firma

Ribó ha explicado que todavía no se puede determinar los plazos de la actuación, porque ello dependerá, por ejemplo, del número de firmas que se presenten, aunque ha adelantado que “ya sabemos que hay empresas interesadas”. Ya se está trabajando en la elaboración del pliego, que contemplará que la empresa que asuma la gestión ejecutará las obras citadas necesarias para que el parking pueda entrar en funcionamiento”.

Por su parte, la conselleria asumirá la supervisión y aprobación de los proyectos de acceso, acondicionamiento del vestíbulo y conexión con el sótano del Mercado, así como la urbanización exterior de la plaza Ciudad de Brujas, que ejecutará en su conjunto el Ayuntamiento. Tal como se señala en el acuerdo, se constituirá una comisión de seguimiento integrada por 4 representantes (2 del Ayuntamiento y 2 de la Conselleria).

El próximo viernes, según ha anunciado el alcalde, la Junta de Gobierno Local y el Pleno del Consell aprobarán respectivamente el texto del nuevo convenio.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets