Cultura

Presentación de Cartografía Histórica de la Ciudad de Valencia

Presentan en la Feria del Libro la cuarta edición de este libro “imprescindible” de la historia urbana de València

iV.com.- La percepción de la ciudad es un fenómeno cultural y, por ello, la representación de ésta está siempre ligada a los valores que la cultura dominante establece en cada momento de su propia historia. Por eso, repasar una historia gráfica de las calles y el espacio de la ciudad, es también estudiar su misma evolución social e histórica. Eso es exactamente lo que hace, desde 1985, Cartografía Histórica de la Ciudad de Valencia (1608-1944), de Amando Llopis y Luis Perdigón, que ya va por su cuarta edición.

“Consideramos que es importante que se conozca el pasado de la ciudad para entender cómo y porqué es así su presente y cómo puede ser su futuro”, iniciaba la presentación la responsable de la editorial de la Universitat Politècnica de València, Remedios Pérez. “Por eso nos hemos preocupado de crear un libro accesible y próximo que pretende acercarse al ciudadano que quiera conocer la ciudad en la que vive”.

Ricard Pérez Casado, ex alcalde de València, fue el invitado de honor de la presentación, y también ha participado activamente en las sucesivas ediciones del libro.  “Este libro me retrotrae a hace 30 años. Cuando se hizo la primera edición se vivía en Valencia una época creativa increíble. Algún economista ha dicho que en aquél momento se vivía la época de la economía del “comboi”, aunque podríamos añadir que se vivía también una época de “comboi” creativo y de las ideas, y sin embargo, urbanísticamente era la valencia de difícil, áspera y de calles estrechas que decía Raimon”, señaló el ex alcalde.

Amando “Tito” Llopis, reconocido arquitecto de larguísima trayectoria, destacaba sobre el libro, del que es coautor, que “esta edición mejora las anteriores considerablemente porque hemos trabajado con unas tecnologías totalmente diferentes y nuevas. Es un libro de historia urbana, y de la evolución de la ciudad vista desde los ojos de dos arquitectos”, cuenta Tito. Esta cuarta edición nació desde la iniciativa de la propia editorial “y vimos entonces la oportunidad de ampliar aún más la selección”, una tarea que, según cuenta “era ardua y larga para llegar a encontrar aquellos planos absolutamente imprescindible sobre la ciudad”.

Para Luis Perdigón, el otro arquitecto responsable de Cartografía Histórica de la Ciudad de Valencia (1608-1944), “la cartografía es el referente central del arquitecto para entender cómo y porqué cambia el espacio de una ciudad, puesto que la arquitectura consiste precisamente en intervenir sobre este espacio”.

Un libro realizado por referentes imprescindibles sobre la historia urbana de la ciudad de Valencia. Una joya de historia viva, que nos cuenta porqué la ciudad en la que vivimos es como es.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets