Cultura

El amor, la melancolía, la ética y la libertad en El Quijote

El Ateneo celebra el 400 Aniversario de Cervantes con un ciclo de conferencias

iV.com.- Para conmemorar el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, el Ateneo Mercantil de Valencia ha programado un ciclo de conferencias abiertas al público sobre el escritor que se impartirán en abril, mayo y junio en el Salón Sorolla.

De esta forma, el Ateneo, en colaboración  con la Universidad Menéndez y Pelayo, se suma a los actos que se están celebrando en Valencia y en toda España para destacar a una de las personalidades más importantes de la historia de España.

La modernidad del Quijote

La primera de las mesas redondas, “La modernidad del Quijote,  se celebrará el próximo miércoles 27 de abril a las 19.30 y participarán el catedrático de Filosofía de la Universidad de Madrid, José Luis Villacañas; el catedrático de Filosofía de la Universitat de Valencia, Juan Bautista Llinares y el investigador del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá, Antonio Lastra.

Sobre esta conferencia, Antonio Lastra ha explicado que Cervantes es, probablemente, el autor más moderno de la literatura española: tolerante, irónico, desencantado. “Don Quijote es contemporáneo de Hamlet, del narrador cartesiano del Discurso del Método, de la primera ópera (Orfeo, de Monteverdi): en todos ellos hay alguien que se pregunta quién es en un mundo que ha perdido sus certidumbres. Don Quijote contesta: Yo sé quién soy” añadiendo “saber quién es uno en la modernidad significa hacer frente al desencantamiento del mundo que la ciencia de la época –la nueva ciencia de Galileo- iba llevando a cabo. Don Quijote lucha contra los encantadores y los encantamientos. El desenlace es inequívocamente humano”, ha explicado.

El Amor y la melancolía en El Quijote

La segunda de las conferencias del Ciclo lleva el título “El amor y la melancolía en El Quijote”, el día 18 de mayo, en la que intervendrán el escritor, Ricard Bellveser; el profesor y ensayista Javier García Gibert y el profesor de la Universidad de Valencia, Jesús Fernández Zamora. Esta mesa redonda se celebrará el próximo 18 de mayo.

El profesor y ensayista Javier García Gibert ha considerado que “la visión melancólica de Cervantes tiene lugar sobre el trasfondo de la rehabilitación de la melancolía, como temperamento propio de los intelectuales y artistas, que se produjo en el Renacimiento europeo, y surge en el contexto de la consideración del desengaño barroco como fuente de fortaleza moral en la España del XVII, pero trasciende a ambas expresiones, renacentista y barroca, para alcanzar ya el sentido pleno de la melancolía moderna”.

Asimismo el profesor García Gisbert, ha apuntado que “al mismo tiempo, atemperada por la ironía y no exenta de esperanza, supondrá la máxima expresión de la equilibrada sabiduría existencial propiamente cervantina”.

“La ética y la libertad en El Quijote”

La última de las actividades de este ciclo de conferencias se celebrará el próximo 15 de junio y contará con la presencia del catedrático de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Valencia, Jesús Conill; el poeta y catedrático de la Universidad de Valencia, Jaime Siles y el poeta, profesor y crítico, Guillermo Carnero. Esta mesa redonda lleva por título “La ética y la libertad en el Quijote”.

Sobre estos dos aspectos, Guillermo Carnero ha apuntado que “Cervantes quiso darnos un diagnóstico desencantado acerca de la convivencia imposible entre la colectividad y la personalidad individual, y entre la libertad y la sociabilidad, así como presentar el espectáculo de la imposible integridad moral y la felicidad más allá de la utopía”, ha concluido.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets