Cultura

IVAM, la iconografía norteamericana tras la Gran Depresión

‘Caso de estudio. Fotografía Documental en Estados Unidos’:  “La exposición sobre la fotografía norteamericana en los años 30 está de plena actualidad”

iV.com.- La fotografía fue seguramente, la disciplina que mejor transmitió  la caida de la economía norteamericana de los años de la Gran Depresión. El director del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), José Miguel G. Cortés, ha presentado a los medios de comunicación la exposición ‘Caso de estudio. Fotografía Documental en Estados Unidos. Años 30′ en una visita guiada a la galería 3 del museo junto al comisario de la muestra y conservador del IVAM, Ramón Escrivà.

El director del IVAM ha destacado que “la exposición se enmarca dentro de la línea Casos de Estudio que está poniendo en valor y mostrando la riqueza de la Colección del museo”. Tras los casos de estudio dedicados a Bruce Nauman, Ana Peters y Grete Stern, el IVAM presenta esta exposición, que reúne “una serie de artistas que destacaron en el ámbito de la fotografía en Estados Unidos, sin alejarse de las preocupaciones sociales de la época en que vivieron y que está, por tanto, de plena actualidad”, ha señalado Cortés. “Se puede hacer un gran trabajo artístico sin estar ensimismado o alejado de lo que ocurre en el mundo”, ha resumido el director del museo.

La exposición reúne fotografías de artistas como Walker Evans, Dorothea Lange, Gordon Parks, Ben Shahn, John Collier, Jack Delano, Russell Lee, Carl Mydans, Arthur Rothstein, John Vachon o Marion Post Wolcott que participaron en el programa de documentación de la Resettlement Administration / Farm Security Administration de Estados Unidos entre 1935 y 1943, en tiempos de la Gran Depresión, dirigido por el economista Roy Emerson Stryker.

La muestra incluye 60 fotografías de la Colección del IVAM y de la colección personal del fotógrafo Gabriel Cualladó donada al museo, fondos de la biblioteca del IVAM y del archivo Josep Renau, junto con más de 100 negativos de la Biblioteca del Congreso de Washington. “La colección de Cualladó donada al IVAM desencadenó esta investigación que ha reunido más de 200 imágenes que ilustran en toda su complejidad las iconografías de América en tiempos de la Gran Depresión”, ha destacado el comisario de la exposición.

Ramón Escrivá también ha puntualizado que “es la primera vez que se lleva a cabo un estudio de ese proyecto de documentación en España”. Un proyecto que registró, a través de más de 270.000 imágenes (de las que se han conservado 170.000), el drama rural de los granjeros y campesinos de los Estados Unidos castigados por la pobreza, el endeudamiento y la emigración, además de las señas de identidad de un país en el que se había quebrado su modelo de vida de los años 20.

Para contextualizar los trabajos expuestos, la muestra incluye películas documentales, revistas ilustradas de la época como Life, Look, o Fortune y fotolibros, como el primero que realizó el MOMA de Nueva York en 1938. Estos medios fueron fundamentales en la difusión del proyecto de documentación de la FSA, imprescindibles para entender la propaganda política de la época, así como la formación de las iconografías de la Gran Depresión y de la cultura popular americana.

Sobre el gigantesco trabajo de documentación que llevaron a cabo los fotógrafos, el comisario de la exposición ha insistido en destacar que concibieron su trabajo “como un registro de la realidad a través de imágenes directas donde los protagonistas eran las clases populares”.

Por último, el comisario ha recalcado que “el IVAM fue uno de los primeros museos en apostar por la fotografía como disciplina artística en la Colección”. Así, la Colección de Fotografía y Fotomontaje del IVAM presenta una particular revisión de la Historia de la Fotografía a través de casi 6.000 piezas.

El director ha aprovechado la presencia de los medios para pedir que se traslade una imagen positiva del museo en el que se está llevando a cabo un gran esfuerzo para ofrecer un completo programa de actividades y exposiciones. Cortés ha subrayado que “el IVAM como institución está por encima de sus directores pasados, presentes o futuros” y ha abogado por la colaboración de la prensa con el fin de que las exposiciones y el trabajo museográfico centren la atención. “El IVAM es de todos, de toda la Comunitat Valenciana”, ha concluido el director de la pinacoteca.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets