Actualidad

Campaña de David Delfín y DDB por la libertad de las mujeres

Bimba Bosé , musa y colaboradora del diseñador, interviene en el film. La realizadora Diana Kunst ha sido la encargada de trasmitir el poder transformador de la moda en una emotiva película

El diseñador David Delfín y la agencia de publicidad DDB han lanzado una nueva campaña donde se denuncia la desigualdad de género utilizando la moda como punto de partida e hilo conductor. Esta campaña, “Fashion to be free”, es un proyecto en el que mujeres de distintos lugares del planeta han podido acceder a aquello que les es vedado gracias a un cambio en su forma de vestir.

Para el rodaje, Delfín ha vestido a mujeres de diferentes partes del mundo, como por ejemplo,  Asia, África y Oriente Próximo, y, a través del atuendo, les ha dotado de libertad para hacer aquello que les está prohibido en sus respectivos países, como el simple hecho de salir solas a la calle, llevar pantalones o montar en moto.

Teniendo en cuenta que se trata de lugares muy restrictivos en cuanto a las libertades del género femenino, la única forma de traspasar la barrera ha sido vestir a las protagonistas con ropa diseñada por David Delfín y dotarlas de un aspecto sin género y liberador.

Jose Maria Roca de Viñals, de la agencia DDB, apunta que: “la idea se centra en mostrar algunos de los casos más extremos, para poner en evidencia la desigualdad de género que existe a día de hoy en todo el mundo, incluso en países de nuestro entorno.”

“Fashion to be Free” (https://www.youtube.com/watch?v=CbBOWHSrB0k&feature=youtube) quiere demostrar que la moda puede ser también una reivindicación, una forma de pensar, un método de protesta y por supuesto, la expresión de uno mismo.

En palabras del diseñador David Delfín: “las emociones han sido siempre nuestro motor de trabajo, por eso estamos encantados con esta campaña donde la creatividad provoca una reflexión acerca de la libertad”.

La realizadora de este film ha sido también una mujer, Diana Kunst, responsable del rodaje con las modelos en los países seleccionados para el proyecto que ha producido Garlic Films.

La pieza está disponible en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=CbBOWHSrB0k&feature=youtu.be

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets