Cultura

Arranca la Feria del Libro en Viveros

Junto a las últimas novedades del mercado, los más pequeños contarán también con su espacio con actividades de cuentacuentos, animación lectora, representaciones teatrales, encuentros con autores y talleres dirigidos al mundo infantil y juvenil

iV.com.- La 51 edición de la Feria del Libro de Valencia que se celebrará en los Jardines de Viveros del 20 de abril al 1 de mayo, arranca con una oferta más amplia que en anteriores ediciones, al pasar de 80 a 90 casetas y reunir a más de un centenar de autores.

Asimismo, habrá tres exposiciones, 150 presentaciones y mesas redondas, 60 actividades de animación lectora y actuaciones musicales.  Y es que el certamen cuenta en esta ocasión con mayor dotación presupuestaria.

Así, el presupuesto total es de 300.000 euros, que aportan el Gremi de Llibrers, la fundación FULL, Generalitat, Diputación de Valencia y Ayuntamiento. El consistorio ha incrementado en un 30 por cien su aportación, de 9.000 euros a 12.000.

También los más pequeños contarán con su espacio con actividades de cuentacuentos, animación lectora, representaciones teatrales, encuentros con autores y talleres dirigidos al mundo infantil y juvenil. Cada mañana, de lunes a viernes, unos 2.000 niños visitarán la feria según se ha programado con distintos centros escolares.

Será importante la actividad vespertina ya que por las tardes se llevarán a cabo actividades enfocadas para un público más adulto, como las más de 70 mesas redondas donde se abordarán temas de actualidad, desde la situación política actual a la quiebra de la banca valenciana, pasando por la regulación de la prostitución, la gastronomía valenciana, la música o el teatro.

La Generalitat estará presente con una carpa, en la que participarán 45 editoriales valencianas, y con la organización de la Associació Professional d’Il·lustradors y la Associació d’Editors del País Valencià.

Serán más de 100 los escritores valencianos los que pasarán por las casetas de Viveros, como Marc Granell, Fani Grande, Ignacio Blanco, Silvestre Vilaplana, Adolf Beltrán, entre muchos otros. Todos ellos firmarán libros y participarán en la feria.

El reconocimiento especial de este año de la feria será para Alicia Giménez Barlett, ganadora del Premio Planeta, que “siempre ha estado dispuesta a colaborar con el evento”, según informa la dirección de la Feria.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets