Deportes

Rafa Nadal vuelve a ganar en Montecarlo

Vence en la final a Gael Monfils para ganar su noveno título en el torneo, estrenando palmarés este año y conquistando su primer Masters 1.000 desde 2014

iV.com.- Rafa Nadal, rey de la tierra batida, ha emergido conquistando por novena vez el Masters 1.000 ATP de Montecarlo. Dominador imperial entre 2005 y 2012, vuelve a ganar en uno de sus torneos fetiches derrotando en la final al francés Gael Monfils por 7-5, 5-7 y 6-0 en un gran partido de 2h.46’, de mucho desgaste físico y mental. Con esa dosis de agonía y suspense tan propio del manacorí, mucho más entero en el tercer set que un rival con más kilómetros acumulados.

Nadal levanta un 68º trofeo profesional cuando el anterior databa ya de agosto 2015 en Hamburgo. Y recupera la magia en los Masters 1.000 ATP igualando el récord de 28 de Novak Djokovic, que explotó al máximo su racha vencedora y que Nadal se había quedado estancado en la victoria de Madrid 2014. Además, se queda a un título en tierra de los 48 de Guillermo Vilas, récord que tendrá a tiro en el Godó.

Rafa, cuyo duelo real era consigo mismo, luchaba por enterrar una ansiedad que dejó atrás con mucho sufrimiento y recuperar una regularidad y un brillo que le llevaran a una tarde como ésta en Montecarlo.

Monfils uno de los tenistas top, es un gran jugador, a sus 29 años ocupando la 16ª plaza mundial, y un peligro para cualquiera en un día determinado. Es de esos tenistas que engañan incluso al rival en el juego. Capaz de defender como nadie, pero también de pegar latigazos sorprendentes que desbordan, especialmente de derecha. Lucha mucho y además suele crecerse cuando va abajo en el marcador.

El set inicial se alargó una hora y quince minutos, con un par de juegos superando los 8’ de duración. Siempre Nadal por delante en el marcador, pero fallando a la hora de confirmar la ventaja. No lo hizo con el 3-1, tampoco con 5-3 y saque para set. Se le escaparon tres bolas de set con 5-4 al resto y necesitó una quinta para rematar 7-5 con doble falta del rival.

En el segundo parcial se adelantó el guerrero francés por 3-1, recuperó Nadal, pero no logró ganar pista con autoridad y lo pagó con el 5-7.

En la tercera manga el desgaste jugaba más en contra de Monfils, ya que Nadal es superior en tierra batida, donde ha superado por quinta vez al parisino sumando los diez sets disputados. El francés, penalizado por las dobles faltas, con dos seguidas 2-0 para Rafa. Y especialmente agotado porque había corrido mucho más que el balear. Camino abierto para Rafa Nadal hacia el triunfo, que no dejó escapar. Nadal otra vez Nadal.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets