Actualidad

La PLV condena la exhibición de una estelada catalana en las Torres de Serranos

La bandera ondeó durante unos minutos el pasado viernes hasta que la presencia de la policía obligó a retirla

iV.com.- La presentación de los actos previstos para el próximo 23 de abril por parte de la izquierda independentista acabaron ayer con la colocación de una gran bandera estelada en uno de los monumentos más emblemáticos de Valencia, las Torres de Serranos.

La enseña ondeó durante unos momentos hasta que, según los organizadores, la policía hizo acto de presencia, aunque no pudo identificar a nadie. La acción fue organizada por la organización “Endavant”, uno de los colectivos que acompañará a la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) en una manifestación catalanista previsto para el próximo sábado en la ciudad con motivo de la conmemoración de la Batalla de Almansa.

Bajo el lema “País valenciano, Países Catalanes. Ni pactos ni renuncias”, la CUP irá de la mano de organizaciones separatistas como la COS, Endavant, Arran y el Sindicato de Estudiantes de los países catalanes.

La asociación Plataforma Valencianista PLV, a través de un comunicado, “condena enérgicamente y muestra su más absoluto rechazo a la exhibición ayer viernes de la enseña estelada independentista catalana en las Torres de Serranos de Valencia”.

En el comunicado, la PLV señala que  “es intolerable que haya tenido que ocurrir, ante la inacción y pasividad de muchos valencianos. ¿Qué pasaría si los valencianos fuéramos a la Sagrada Familia y descolgáramos una Real Senyera gigante reivindicando a Catalunya como parte de la C.Valenciana?”

Al respecto de las palabras ayer del Presidente de la Generalitat Valenciana, para la PLV “mucho más tristes e intolerables son las palabras de Ximo Puig, quien aseveró que vemos fantasmas aquellos que creemos que está habiendo una clara amenaza de imposición y subyugación de lo valenciano a lo catalán. Respecto a lo de ayer en las Torres de Serranos, queda demostrado que los fantasmas están más vivos que nunca, y muchos gobiernan nuestras instituciones y comparten esa acción que hubo”.

Plataforma Valencianista, prosigue el comunicado,  pide a los cuerpos de seguridad del Estado que actúen ante el grupo “Endavant”, pues no debe repetirse la escena de encontrar colgado de nuevo en nuestros monumentos o espacios públicos, “enseñas como la estelada independentista catalana que incita al odio, oprime a los pueblos y atenta contra el ordenamiento jurídico de la Constitución y nuestro Estatuto de Autonomia”.

Por todo ello, la PLV pide a Subdelegación del Gobierno, “le sean retirados inmediatamente los permisos para realizar la manifestación del sábado 23 de abril y se le prohíba realizar cualquier otra en un futuro”, sentencia la entidad valencianista.

print

1 Comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

  • A estos hay que darles matarile. No vendría nada mal una intervención militar en el condado catalán. Che!! Me alistaba el primero.

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets