Valencia

La cárcel de Picassent pasa a llamarse Centro Penitenciario Antoni Asunción

Según Interior,  en reconocimiento al compromiso y la “trascendental aportación” a la institución penitenciaria del  exministro, fallecido el pasado 5 de marzo

iV.com.- La cárcel de Picassent (Valencia) ha pasado a denominarse “Centro Penitenciario de Valencia Antoni Asunción Hernández”, en reconocimiento al compromiso y la “trascendental aportación” a la institución penitenciaria de este exministro del Interior, fallecido el pasado 5 de marzo.

Así lo recoge una orden del Ministerio del Interior publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado y que entrará en vigor mañana, por la que se cambia la denominación del establecimiento penitenciario “Valencia”, creado en 1993.

La orden, con fecha 8 de abril, expone que, tras el reciente fallecimiento de Asunción, nacido en Manises (Valencia), donde fue alcalde, se considera oportuno cambiar la denominación de la cárcel de Picassent, como reconocimiento a sus importantes tareas de rediseño y modernización en conjunto del sistema penitenciario.

Asunción llevó a cabo estas tareas en los cargos de director general de Instituciones Penitenciarias y, posteriormente, como secretario de Estado de Asuntos Penitenciarios, además de ministro del Interior.

Por todo ello, se modifica la orden de 25 de marzo de 1993 por la que se creó en el término municipal de Piccassent la prisión denominada “Valencia”, que pasa a denominarse “Centro Penitenciario de Valencia Antoni Asunción Hernández”.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets