Cultura

‘Romeo y Julieta’ de Prokófiev, en el Palau de la Música, interpretado por bailarines de ESO

El ciclo Música en Familia termina con la Orquesta de Valencia y 50 jóvenes estudiantes

iV.com.- El ciclo ‘Música en Familia’ ha contado con la visita de Ara Malikian interpretando ‘Mis primeras 4 estaciones’, ‘Ma, me, mi…Mozart’, la ópera de bolsillo ‘Les bodas de Fígaro’ de Mozart, el espectáculo participativo ‘Ven a cantar con Trau!, canciones de los Beatles’ y ‘Music mestre please’ de la compañía del Circo Gran Fele, en exclusiva para el Palau de la Música.

Este viernes, a las 18.30 horas en el Palau de la Música, la Orquesta de Valencia bajo la dirección de su titular Yaron Traub, cierra el ciclo ‘Música en Familia’ de estatemporada.

La composición ‘Romeo y Julieta’ de Serguei Prokófiev, adaptada para toda la familia, y con 50 estudiantes de ESO sobre el escenario despide el cilco, en una coreografía de una hora de duración y sin palabras, a medio camino entre el teatro y la danza.

La obra, de una intensa expresividad, acompaña a la genial recreación musical del compositor ruso sobre el célebre drama de Shakespeare, en el 400 aniversario de su muerte (23 abril 1616).

El músico y bailarín Rob Barendsma es el director escénico de este proyecto que está también abanderado por el coreógrafo valenciano Toni Aparisi, nominado para dos Premios Max, que se celebraran en nueve días.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets