Valencia

Quintana demuestra su falta de rigor informativo

Este jueves, la popular presentadora protagoniza las portadas de la prensa deportiva valenciana, que en el caso de Superdeporte le espeta un muy adecuado “¿Por qué no te callas?”

iV.com.-De igual forma que suele ocurrir con frecuencia en otros medios de comunicación de cobertura nacional y vocación madridista, una vez más la información referente a los clubes valencianos, Valencia CF, Levante UD y Elche CF, va acompañada de una falta de rigor que es ya viene siendo habitual.

El Valencia Club de Fútbol replicó este miércoles a través de las redes sociales los argumentos esgrimidos en el programa de Ana Rosa Quintana respecto a la deuda de la entidad. En un debate del espacio televisivo, se sostuvo que la deuda de la entidad de Mestalla ascendía a quinientos millones de euros.

De acuerdo con el club, la deuda se sitúa en 350 millones y, además, están avalada por el empresario de Singapur Peter Lim, a la sazón máximo accionista de la Sociedad Anónima Deportiva.

El Valencia señaló en su cuenta de Twitter que “la AR (Ausencia de Rigor) tiene cura: el mando a distancia. Amunt!”

El programa de AR

El programa de Ana Rosa, que la periodista Ana Rosa Quintana presenta cada mañana en Telecinco, ha emitido este miércoles un reportaje, titulado La burbuja del fútbol español, ¿a punto de reventar?, en el que se asegura que el Valencia debe 500 millones de euros.

“Se trata de uno de los clubes más endeudados del mundo. El Valencia CF acumula ya una deuda de casi 500 millones de euros. En 2014 y al borde de la quiebra entra un nuevo propietario, es Peter Lim, pero ¿cómo está ahora la situación?”, afirman en el conocido magazine.

Un reportaje que ha provocado las iras de la entidad de Mestalla, que ha salido al paso de las informaciones con un mensaje, publicado en su cuenta oficial de Twitter, en el que hace un juego de palabras, utiliza las iniciales de Ana Rosa Quintana (AR) como acrónimo de “Ausencia de Rigor”.

Lo cierto es que el Valencia no debe 500 millones de euros, sino que su deuda asciende a 334 millones. Al menos así consta en la memoria del club ofrecida en la última Junta General de Accionistas, en la que se aprobó una ampliación de capital de 100 millones de euros. Además, toda esta deuda es con entidades privadas, ya que el Valencia está al día en los pagos con la Seguridad Social y con Hacienda.

Pese a que en el reportaje del programa de Ana Rosa se asegura que el desembarco en el club de Peter Lim, en 2014, “no ha conseguido mejorar la situación financiera” de la entidad mientras los “inversores ven cómo su dinero se pierde en operaciones como la construcción de un estadio que hoy por hoy se mantiene paralizado”, lo cierto es que con el magnate singapurense, el club sí ha logrado reducir la deuda y refinanciar a largo plazo la que tenía a corto plazo con los bancos.

print

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets