Educacion

Jornada informativa sobre responsabilidad civil y penal en el ciberacoso escolar

Organizadas por la consellería de Educación a través del CEFIRE de Valencia

iV.com.- La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, a través del Centro de Formación, Innovación y Recursos Educativos (CEFIRE) de Valencia, ha organizado una jornada informativa dirigida a equipos directivos de centros educativos de la Comunitat Valenciana sobre “Responsabilidad civil y penal en el ciberacoso escolar”.

La conselleria pretende de esta forma, divulgar experiencias educativas sobre propuestas de intervención en el aula, y en concreto, que los equipos directivos conozcan las consecuencias penales derivadas del acoso escolar realizado a través de las TIC, cómo resarcir los daños causados a las víctimas, los protocolos de actuación establecidos en la normativa de la Generalitat, y dispongan de información sobre los recursos públicos para la atención del alumnado objeto de acoso.

El ciberacoso está reconocido como una modalidad de acoso con un tratamiento y prevención específica por parte de la Conselleria. Debido a los medios utilizados, no se circunscribe ni a un espacio determinado, ni a una franja horaria, y se puede producir tanto fuera como dentro de las aulas de los centros. Por otra parte, muchos casos de acoso y ciberacoso tienen una relación directa con la violencia de género.

Las intervenciones corrieron a cargo dela profesora titular de Derecho Civil de la Universidad Autónoma de Madrid, Ana María Colás; los directores de los CEFIRE de Alicante y Elda, José Antonio Poves y Pedro Civera; el doctor en Derecho de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Javier García; y el jefe del servicio de Prevención de la Violencia de Género y Atención a las Víctimas de la Generalitat.

En las exposiciones se han relatado experiencias didácticas seleccionadas, y se ha debatido sobre la mejora de la práctica docente a través de las experiencias presentadas.

Las jornadas informativas sobre responsabilidad civil y penal se realizarán también en la provincia de Alicante y de Castellón, para permitir a todo el profesorado conocer las experiencias para evitar y resolver estas situaciones de conflicto.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets