Valencia

A pescar en río revuelto

Un Valencia virtualmente salvado visita al Barcelona, que se juega la Liga

Miguel Ortiz (@Miguelortiz1974).- Con el 7-0 de la Copa del Rey como telón de fondo. La victoria del pasado domingo contra el Sevilla (2-1) le dio prácticamente la salvación y viaja a pescar en río revuelto. El Valencia visita en la trigésimo tercera jornada de Liga a un FC Barcelona en horas bajas, en el peor momento de la temporada, pues suma tres jornadas sin ganar en el campeonato doméstico. Además, esta semana fue eliminado de la Liga de Campeones a manos del Atlético de Madrid.

Estos registros pueden ser un arma de doble filo ya que los de Luis Enrique no tienen margen de error porque sus rivales directos han absorbido su amplia diferencia a sólo tres y cuatro puntos, respectivamente. No son otros que el Atlético y el Real Madrid. El cuadro de Mestalla, que respira tranquilo en la tabla con nueve puntos sobre el descenso, podría pagar los ‘platos rotos’ de la mala trayectoria blaugrana.

“Nunca he tenido miedo antes de un partido, el miedo viene cuando no te sientes preparado y el equipo está preparado. El miedo no sirve para nada”, así de ambicioso se mostró el técnico Pako Ayestarán en la rueda de prensa ofrecida en la ciudad deportiva de Paterna. Las principales novedades en la convocatoria del preparador vasco son la presencia de José Luis Gayá y Joao Cancelo, una vez superadas sus lesiones.

En cambio, Cheryshev no ha entrado finalmente en la lista al resentirse el jueves de sus molestias musculares y deberá esperar una semana más para vestirse de corto, además de Piatti y Bakkali que también están en la enfermería. Jaume y Vezo tampoco viajan, en este caso, por decisión técnica.

El Valencia ha vencido en Liga en 12 de las 80 ocasiones que ha visitado este escenario. El balance  en la competición doméstica es de 12 triunfos, 21 empates y 47 derrotas. La última victoria de los de la capital del Turia en el Camp Nou fue el 1 de febrero de 2014 con goles de Parejo, Piatti y Alcácer (2-3). El duelo de la primera vuelta disputado en el coliseo de la avenida de Suecia concluyó en tablas (1-1) con un golazo de Santi Mina en los minutos finales.

“Contra el Barcelona, o sufres y tienes ese espíritu de sufrimiento o no tienes posibilidades. Sabes que vas a estar mucho tiempo sin balón y hay que gestionar esos momentos. Espero al mejor Barcelona”, declaró Pako Ayestarán.

Por tanto, el Valencia, con la permanencia en el bolsillo, puede convertirse de nuevo en el juez de la Liga porque todo lo que no sea una victoria del Barcelona dejará la cabeza de la clasificación en un pañuelo.

print

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets