Valencia

‘Noscarmientas’ confía un año más a Bronchud la presidencia de la falla

La comisión de Ruzafa se prepara para celebrar su 90 Aniversario en 2017

iV.com.- Con un sencillo “gracias” quiso Jaume Bronchud, presidente de Cádiz – Cura Femenía – Puerto Rico, agradecer a sus falleros su contundente apoyo y la confianza en él y en el proyecto que defenderá para las fallas de 2017. Éste será su séptimo año comandando al frente de la falla del barrio de Ruzafa, un año especial ya que la comisión celebrará su 90 Aniversario.

El viernes 8 de abril, la comisión celebró la disolución del ejercicio tras un balance muy positivo del ejercicio de 2016. Se conformó posteriormente la mesa de edad y se procedió a votar la presidencia para las fallas de 2017. Tras proceder al recuento, Jaume Bronchud fue ratificado una año más por la comisión de Noscarmientas.

“Tenía todas las ganas del mundo por presidir un nuevo ejercicio” señaló Bronchud, y tras anunciar la directiva que le acompañará en este ejercicio subrayó que “a Noscarmientas aún le quedan muchas cosas por hacer, por vivir y por llevar adelante y yo tengo de corazón muchísima ilusión por seguir trabajando con mis amigos para seguir construyendo este bonito proyecto”.

El presidente destacó que “el mayor potencial que tiene nuestra falla es la gente que la compone” y apuntó que “ahí radica el éxito de Noscarmientas, en el gran trabajo que se hace en equipo y en la gran familia que hemos creado”. En los últimos seis años, Cádiz – Cura Femenía – Puerto Rico ha duplicado su censo y lo “ha hecho sumando al proyecto, a muchos falleros que les une el buen rollo, las ganas de participar y de hacer falla”.

Bronchud añadió que “habrá que ver qué nos depara este nuevo ejercicio pero la voluntad es seguir abriendo puertas a todos nuestros amigos para compartir con ellos el espíritu tan especial de esta falla”.

Noscarmientas se convirtió el año pasado en la primera falla de Valencia que ha participado en las tres categorías adultas del concurso de teatro, sigue siendo un valor en el concurso de presentaciones, participando en los campeonatos deportivos y apostando por el ingenio y gracia con las fallas “que construímos dentro de nuestro propio casal”. “Nos quedan muchas cosas por hacer” apuntó el presidente, “y nos ponemos ya a trabajar juntos porque hay muchas ganas”.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets