Valencia

Comerciantes y ciudadanos contra la nueva normativa de libertad horaria

Este domingo comenzará a aplicarse en Valencia la reducción de cinco a dos, de las zonas de apertura de comercios en festivos

iV.com.- El centro comercial Arena presentará varios recursos por vía administrativa, y en ellos pedirá medidas cautelares como la suspensión provisional de la resolución de la Conselleria de Economía Sostenible. La comunidad de propietarios de Nuevo Centro prevé el despido de unos 500 trebajadores.

Lo cierto es que  la resolución del director general de Comercio y Consumo, Natxo Costa, que declara zonas de gran afluencia turística (ZAGT) de la ciudad la zona centro (Calle Colón y su entorno) y la situada en el entorno de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, -lo que supone reducir a solo dos las áreas de apertura comercial-, está generando una fuerte contestación del sector empresarial y de los propios ciudadanos,

Hasta junio de 2015, con el anterior gobierno del PP se declararon cinco ZGAT como zonas de libertad horaria comercial en Valencia: Cortes Valencianas, el estadio Ciudad de Valencia, el Jardín del Turia, la Marina Real, y Ciutat Vella y Ensanche.

El Consejo Local de Comercio acordó la reducción con acuerdo de las partes, si bien Anged reconoce que, aunque la medida ha sido pactada, no es la solución que más gusta a esta asociación de grandes superficies comerciales.

De hecho, el centro comercial Arena presentará su recurso contra la resolución esta misma semana, según ha avanzado el representante de esta superficie, Guillermo Stuyck.

Arena presentará varios recursos por vía administrativa, y en ellos pedirá medidas cautelares como la suspensión provisional de la resolución de la Conselleria de Economía Sostenible.

Por su parte, Nuevo Centro decidió, en la última reunión de la comunidad de propietarios, que cerraría todos sus comercios (también los de menos de 300 metros cuadrados, que sí pueden abrir) cuando se hiciera efectiva la resolución, y tratar la nueva situación en la siguiente cita, prevista para finales de este mes de abril, según ha informado un portavoz del centro, Alfredo Tell.

La asociación Anged ha recordado que la reducción de zonas comerciales entra “dentro de lo previsto” y del acuerdo con el Ayuntamiento, aunque no es la solución que más le gusta porque defiende la libertad comercial en toda la ciudad.

Anged asegura que con la nueva norma se perderán “afluencias y ventas” y desconoce qué parte pueden recuperar los centros comerciales con permiso para abrir los domingos y festivos, según su portavoz, Carlos Alfonso Cuñat.

Ahora bien, Anged se ha comprometido a mantener el empleo y no llevará a cabo ninguna acción para resolver contratos, excepto los temporales.

Los pequeños comercios tienen una opinión diferente y desde la aplicación de las ZGAT hablaron de “arbitrariedad” y “daños” para sus empresas. Ahora están satisfechos con la medida pero la reelegida presidenta de Cecoval, Isabel Cosme, es partidaria de una única zona.

Para Cosme, la apertura en domingos y festivos no implica “ni más ventas ni más empleo” sino que se desplaza la compra de un día laboral a uno festivo.

La reducción a dos zonas comerciales es “lo mínimamente y jurídicamente asumible” , aunque no es lo que defiende Cecoval, que apuesta por un modelo comercial en equilibrio con los diferentes formatos.

Cosme ha señalado que el anterior gobierno de Valencia declaró “de forma unilateral” sin hablar previamente con los interlocutores del sector cuatro áreas comerciales que finalmente se convirtieron en cinco, una declaración de ZGAT que fue “arbitraria” dado que las aperturas no estuvieron avaladas por informes que confirmaran un exceso de demanda por número de turistas, que es “el verdadero espíritu de la ley”.

Una vez aprobada la reducción de zonas comerciales, Cecoval espera que ahora se analicen otras cuestiones que afectan al sector para avanzar hacia un comercio “más competitivo y de vanguardia”.

En la misma línea, el presidente de Covaco Valencia, Francisco Dasí, ha afirmado que el planteamiento anterior era “inaceptable” y “muy dañino” para el pequeño comercio, una medida que favoreció solo al gran comercio.

Dasí espera que la medida adoptada permita al pequeño comercio funcionar “algo mejor” y recuperar el espacio que perdió, y de esta manera será posible generar empleo.

Las superficies comerciales que podrán abrir a partir del domingo son El Corte Inglés, Media Markt y Fnac de la zona centro; y El Corte Inglés, Aqua y El Saler de la zona Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Las ZGAT declaradas reúnen los requisitos de ocupación de plazas turísticas y culturales, ya que concentran el 81 % de los monumentos y el 60 % de los museos de Valencia.

Según la resolución del director general de Comercio y Consumo publicada el pasado lunes en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana, la declaración de zona de gran afluencia turística mantendrá su vigencia desde la fecha de publicación de la resolución y en tanto no desaparezcan las circunstancias que dieron lugar a su declaración o el propio Ayuntamiento realice una propuesta de modificación.

Contra la resolución se puede presentar recurso de alzada ante la Secretaría Autonómica de Economía Sostenible.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets