Valencia

Pako Ayestarán es el entrenador de futuro si salva la categoría

Lim da un paso a un lado y García Pitarch asume toda la responsabilidad deportiva. Layhoon: “Hemos aprendido de nuestros errores y se van a producir muchos cambios”

Manuel Huerta. Más de lo mismo. Peter Lim continúa experimentando en el Valencia CF y parchea a bote pronto su fracasado proyecto deportivo con decisiones sorprendentes, lejos de lo que una entidad seria y con el prestigio del club de Mestalla debería tener resuelto desde el mismo momento de la toma de decisión de compra.

De esta forma, Pako Ayestarán ha sido presentado este jueves como nuevo entrenador del Valencia hasta el final de la temporada pero sin descartar que pueda seguir en el cargo la próxima campaña. Todo dependerá de que el técnico vasco sea capaz de salvar la categoría, dejando al Valencia en la Liga BBVA.

El técnico dijo que lleva “toda la vida” preparándose para esta oportunidad y admitió que espera “hacer las cosas muy bien para tener un futuro en el Valencia”. Una posibilidad tan cierta cómo que quedó refrendada por el director deportivo Jesús García Pitarch, que utilizando el evasivo argot futboilístico, admitió que la opción “está abierta”.

Lo que si quedó claro en palabras de Layhoon Chan es que García Pitarch asume toda la responsabilidad deportiva, tanto con respecto al entrenador cómo a la renovación de la plantilla. La presidenta reconoció los errores cometidos desde principio de temporada: “hicimos una mala planificación pero nos hemos deado cuenta y ahora será Suso el que se encargue de los muchos cambios que debemos hacer”.

Suso explicó que hace ya bastantes días que la decisión de echar a Gary Neville estaba tomada, para lo que se reunieron con Lim en Singapur tanto él como Ayestarán y Lahoon, confirmó su nuevo rol cómo máximo responsable deportivo del Valencia, lo que ratificó también Layhoon.

“Peter lo primero que le preguntó a Pako qué es lo que podía aportar, lo que pensaba del club y cómo se veía de capaz para sacar la situación adelante. Cuando se lo dijo, la respuesta de Peter fue que tenia la puerta abierta a que si su trabajo e integración era la adecuada, iba a continuar la próxima temporada”, explicó el director deportivo.

Ayestarán  explicó que entre sus dos peticiones para aceptar el cargo estuvo que Neville aceptase que él fuera su sucesor, pese a haber sido su ayudante. “Cuando me ofrecen el puesto pongo dos condiciones, que Gary tenía que estar de acuerdo, si no yo no estaría aquí, y la segunda es que venía con mi cuerpo técnico”, señaló.

Así, David Caneda será su segundo, y José Viela será el preparador físico. Ambos ya estuvieron en el entrenamiento de ayer tarde y en el de esta mañana. Además, el nuevo técnico valencianista explicó que no tiene problema en que Phil Neville, el hermano de Gary, siga en su cuerpo técnico.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets