Opinión

#EsperandoRespuestas

José Segura Suárez

Jose Segura / FILOSOFÍA IMPURA

Hago mía la etiqueta que da título a estas letras porque jamás, en la corta historia democrática de España, se ha dado la circunstancia de que un presidente del gobierno, en funciones o no, despreciara de tal manera al Congreso de los Diputados, negándose a comparecer para responder las preguntas de la actual cámara con absurdas excusas leguleyas. Ese hombre prepotente con los débiles y cobarde ante los fuertes, que con su inasumible gesto repudia también a los ciudadanos, es Mariano Rajoy.

Viene a cuento esta etiqueta, creada por juristas como Susana Gisbert, Mª Ángeles Blanco, Eva Mollá con la imagen y otros compañeros y compañeras del activismo en twitter, porque se ha creado para dar todo el apoyo en las redes sociales al anunciado nuevo programa de Salvados, en el que Jordi Évole entrevistará al escurridizo presidente. Una etiqueta que refleja claramente la presión ciudadana sobre un Mariano Rajoy que esconde la cabeza y desprecia nuevamente los más elementales principios democráticos.

Por ejemplo, sería interesante conocer por qué un gobierno en funciones –que sólo debe realizar tareas de mantenimiento administrativo del país- aprobó la prolongación de la licencia por otros 60 años más, de la papelera Ence en Pontevedra. Una factoría, situada en una de las más hermosas rías gallegas, que causa unos daños medioambientales ilegítimos en nuestros días. Una decisión de este calibre, que va mucho más allá de una mera actuación administrativa, excede por mucho las atribuciones de un gobierno en funciones. La respuesta y la posible corruptela deben ser conocidas por la ciudadanía, porque ¿es cierto que está prevista una gran operación de venta de la papelera a una multinacional?

También resulta imprescindible saber cuáles fueron las condiciones que firmó Rajoy, al aprobar colegiadamente el convenio de la Unión Europea con Turquía para expulsar masivamente a los refugiados. ¿Cómo quedó el mandato recibido del actual Congreso de los Diputados que le pedía no colaborar en semejante crimen? ¿A cambio de qué colaboró el presidente con sus colegas europeos al aceptar tan execrable firma? Otra respuesta que seguimos esperando.

O el caso de los imprescindibles medios judiciales. Aún no sabemos cuál es la posición del gobierno en funciones, ante el absoluto desastre informático que ha supuesto la implantación de la plataforma de gestión judicial Lexnet, que pretendía nada más y nada menos que el objetivo de papel 0. ¿Qué explicación tiene semejante fracaso que sigue impidiendo la eficiencia de los juzgados? Necesitamos esta respuesta para poder confiar en la administración de justicia.

Y también sobre nuestras relaciones internacionales. ¿Por qué no acude Rajoy a la cumbre de Seguridad Nuclear prevista para estos días en Washington, teniendo en cuenta la alarma mundial que está provocando el terrorismo indiscriminado? ¿Es cierta la tópica pachorra de Rajoy y su absoluta vagancia ante todo aquello que signifique un esfuerzo personal? Conocer la dejación de responsabilidades del presidente del gobierno de España, por muy en funciones que se encuentre, resulta imprescindible para unos ciudadanos a los que Rajoy les sigue pidiendo confianza en su capacidad de gestión.

En esta ambiente filosófico tan impuro, que motiva mis artículos de cada jueves, parece tenerse claro que es más que probable que la sociedad actual sea la más cobarde de todos los tiempos y también que los poderosos del presente sean los más fuertes, blindados y seguros de toda la Historia. La raza humana parece que, por fin, ha sido domesticada por sus amos. Hoy tenemos el cuerpo social más dócil y cobarde que se haya dado jamás en la historia de la humanidad. Y una buena prueba de ello es la actitud de Mariano Rajoy, que representa como nadie esta insultante cobardía. (Mi agradecimiento personal al bloguero Francisco Rubiales, que trata profundamente este asunto en su post sobre un ensayo del filósofo italiano Giorgio Agamben, del que he extraído en buena parte mi comentario de hoy)

No me extenderé más, porque la necesidad de respuestas del más espantadizo de nuestros presidentes de gobierno, plantearía un catálogo inabarcable en este momento. Confiemos en la sagacidad del compañero Évole, ya que en Mariano Rajoy no podemos hacerlo.

Twitter @jsegurasuarez

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra Newsletter

Opinión

Facebook

Viñeta

Últimos Tweets

mautic is open source marketing automation