Actualidad

José Javier Cuasante, nuevo jefe superior de Policía

“La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) debe trabajar de forma silenciosa y eficaz”

iV.com/Medios.- José Javier Cuasante, nuevo jefe superior de Policía de la Comunitat Valenciana,  ha destacado hoy en el acto de toma de posesión del cargo, la labor de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que, según ha asegurado, trabaja de forma “silenciosa y eficaz”.

El acto de toma de posesión se ha celebrado hoy en la Capitanía General de Valencia, con la presencia del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, entre otras autoridades.

Cuasante, que sustituye en el cargo a José Manuel Salgado por jubilación, tiene 36 años de experiencia como policía en Asturias, Cataluña, Murcia y la Comunitat Valenciana, donde ha ocupado durante 14 años la jefatura de la comisaría de Elche y durante un año y medio la de Alicante, de donde procede.

En su discurso ha hecho referencia a la “excelente relación” que mantiene con jueces y fiscales y ha expresado su voluntad de mantener ese “espíritu de colaboración”.

Ha agradecido la cesión de las instalaciones de la Capitanía General para la celebración del acto oficial de toma de posesión del cargo, un espacio que, en su opinión, “reúne la esencia de las tradiciones valencianas”, un pueblo cuya “idiosincrasia” conoce, según ha asegurado.

El secretario de Estado de Seguridad ha agradecido la labor del jefe saliente, bajo cuyo mandato se ha reducido un 17 % la tasa de criminalidad en la Comunitat Valenciana, con una bajada del 5,1 % en el último año.

“El listón está muy alto, pero el nuevo jefe tiene experiencia, formación y liderazgo necesario para mejorar estas cifras”, ha agregado Francisco Martínez, quien ha fijado como prioridades la lucha contra el terrorismo yihadista, la ciberdelincuencia, la protección de infraestructuras críticas, la lucha contra el crimen organizado, la trata de blancas y la “corrupción en todas sus formas”.

En este mismo sentido se ha pronunciado el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, quien ha destacado que Cuasante logró “situar Alicante en los índices de criminalidad más bajos de su historia”.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets