Valencia

XXVIII Edición de la Falla Militar: homenaje de las FAS a los valencianos

 FALLAFAS (1)         FAS2                   FAS Falla Grande 2016                            FAS 3 IMG_7282

En el Acuartelamiento San Juan de la Ribera se celebraron los actos de la XXVIII Edición de la Falla Militar y de la Guardia Civil

iV.com.- Un año más, presidido por el Teniente General Jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad, se han celebrado los actos de la Falla Militar, del que este año se cumple la XXVIII Edición.

Las Fuerzas Armadas de la Guarnición de Valencia, representadas por los Guiones y Banderines de sus respectivas Unidades, acudieron al Ayuntamiento de Valencia, desde donde acompañaron a la Fallera Mayor y Fallera Mayor Infantil con sus Cortes de Honor.

Al acto militar asistieron diferentes autoridades civiles y militares, destacando este año una delegación militar de la OTAN que se encuentra en Valencia para asistir a la toma de mando del Teniente General  Francisco Javier Varela Salas como Jefe del Cuartel General Español de Despliegue Rápido de la Alianza Atlántica en Bétera.

Este año se ha reconocido la labor realizada en apoyo a la Falla Militar y Guardia Civil, entregando el “Bunyol d´Or” de la misma a distintas autoridades del ámbito valenciano; al Presidente de la Junta Central Fallera y Concejal del Ayuntamiento de Valencia D. Pere Fuset i Totosa, al Maestro Mayor del Gemio de Artesanos de Artistas Falleros D. Jose Ramón Espuig Escrivá y a D. Vicente Gimeno Viñas, del servicio de protocolo del Ayuntamiento de Valencia.

La Bandera Nacional que presidió el acto fue arriada y se le entregó este año al Colegio Internacional Levante de Chiva (Valencia), como otro gesto de hermanamiento entre las FAS y la sociedad valenciana.

Posteriormente se disparó un Castillo de Fuegos, seguido de la “crema” de la falla.

El monumento de este año es obra del artista José Luis Pérez y ha sido cedido por el Ayuntamiento de Valencia. Tiene como lema “Pau al Mon”, y presenta en su figura principal una paloma de la paz alzada por diferentes manos que simbolizan las distintas razas, y rodeada por diversas figuras que representan cada uno de los países donde las Fuerzas Armadas españolas han realizado misiones de paz.

La falla infantil, con el lema “Fusta, Amor, Sentiment” ha sido cedida por la Falla Regne de Valencia-Duc de Calabria y es obra del artista Juanjo Garcia.

print

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets