Opinión

¿Te has “enterau”, Colau?

Perico Cansino

Ada, ¿qué te ocurre?,
¿qué te pasa, Ada?, ¿quién te asesora
que estás tan empanada?

¿Es que nadie te ha contado
que los milicos, esos que te molestan,
están batiéndose el cobre
y  jugándose el pellejo
en labores humanitarias
a lo largo y ancho de la Tierra?

¿Es que no te has “enterau”, Colau?
¿Por qué no merecen, Ada, tus atenciones,
porque son milicos… o porque son españoles?

En el “Salón de la Educación”
tú, Ada, les vetas la presencia…
¡Claro, carajo! es mejor
llevarse a tu cohorte puesta a dedo,
esa que, por tu causa, cobra de Hacienda,
…o a la que se mea en las calles,
o a la que recita el “coño nuestro” en Do Mayor,

Esas sí, Ada, esas son musas  de la educación.
Ellas y ellos sí son “educaus”, Colau.

Pero si llega la ocasión
-no te equivoques, no hice la mili,
fui objetor-
de que la cosa se ponga fea;
esos que tu rechazas darán la vida por ti,
porque esa es su obligación,
aunque sea tapándose la nariz.

Por ti y por la que se mea…
y por la del “coño nuestro” en Do Mayor.
¿Te has enterau, Colau?,
o te repaso la lección.

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter