Cultura

El Rialto acoge la segunda parte de Russafa Escènica

“El mirador presenta… Días de guardar”, de María José Peris; “Réquiem”, de Chema Cardeña y “RePlay”, de José Doménech, del 9 al 13 de marzo

iV.com.- El Teatro Rialto acoge la segunda parte de Russafa Escènica, con tres propuestas que completan el cartel de la programación del ciclo que comenzó en enero.

Seis espectáculos que nacieron en Russafa Escènica, festival multidisciplinar de artes escénicas fusionadas con artes plásticas, y que después de representarse en locales comerciales, viviendas, talleres, etc llegan ahora al escenario del Teatro Rialto.

Tras la primera parte del ciclo celebrada durante el mes de enero, el festival presenta tres nuevas obras del 9 al 13 de marzo, todas ellas con la temática que gira entorno a “Las Familias”, lema de Russafa Escénica 2015.

Las propuestas que forman parte de esta segunda parte del proyecto corresponden a piezas con mayor aforo y duración: “El mirador presenta,,,Días de guardar”, de María José Peris; “Réquiem”, de Chema Cardeña y “RePlay”, de José Doménech.

El “II Ciclo de Ruzafa Escénica al Rialto” se pone en marcha por segundo año consecutivo para poder ver en la Sala José Sancho propuestas que se crearon para ser representadas en espacios no convencionales del barrio de Ruzafa como peluquerías, talleres o galerías de arte.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter