Opinión

Don Felipe, Tardá y Kiko Rivera

Perico Cansino

Ale, pues ya se ha terminado,
ha sido divertido :
los artistas en la pista
han representado su función

con acierto y con cariño.
Un barbas con coletas
le da a otro barbas un pico:

El barbas es el de Podemos
y de Podemos  es el otro,
su amorcito.

Carolina Bescansa, muy a su pesar,
se ha tenido que dejar el bebé en casa,
porque anda mal de la barriga,
y el pobrecito se hace cacas,
así que le pasa el marrón,
-nunca dicho mejor-
proletariamiente a la chacha.

Los engominados presentaron al congreso
lo pactado.
El resto ha dicho”que no me la dais con queso”
y  han sido rechazados.

Mariano, en su línea…como ausente,
sesteando de aquí para allá,
llegando tarde…en su línea,
Presidente.

Ahora corresponde al rey,
designar un candidato,
le propongo Majestad,
designar a Joan Tardá
para ocupar la Zarzuela.

Posiblemente no salga
nuestro Obelix Catalán,
pero tenga por seguro, rey,
que nos íbamos a reír  más.

Y ya puestos a reír,
si don Joan no los convence,
proponga usted a Paquirrín.

@pherza71

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter