Valencia

La Crida marca el inicio de la fiesta fallera

Valencia vibra bajo 3,5 toneladas de pólvora para dar la bienvenida a las Fallas

iV.com.- La celebración de una despertà por las calles de la ciudad, el disparo de la primera mascletà en la plaza del Ayuntamiento y, especialmente, la celebración de una multitudinaria Crida han marcado este domingo el inicio oficial de las Fallas de 2016, cuyos actos se concentrarán a partir del martes.

Esta jornada marca el arranque de unas fiestas josefinas en las que Valencia entera se convertirá en escenario de la sátira fallera y verá quemar los centenares de monumentos mayores e infantiles que decorarán estos días cada rincón de la ciudad hasta el 19 de marzo, día de San José, en la Cremà.

Las Torres de Serranos han acogido esta tarde el primer gran acto oficial de las Fallas, la Crida, en la que la fallera mayor de Valencia, Alicia Moreno, el alcalde Ribó, y la fallera mayor infantil Sofía Soler, han animado a participar en las fiestas josefinas y han dado la bienvenida a la ciudad a todos los falleros, a los valencianos y los turistas.

Ribó, cómo ya inició Rita Barberá, su antecesora en el cargo,  ha reivindicado que las fiestas de Fallas sean declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

La fallera mayor, Alicia Moreno, ha dado la bienvenida a las fiestas de Fallas en varios idiomas, y ha sido la encargada de anunciar a todo el mundo: “Estamos en Fallas. Todo está preparado para celebrar esta centenaria celebración transmitida de padres a hijos en nuestra querida lengua valenciana”. Al acto ha asistido también el president de la Generalitat, Ximo Puig

Entrada de bandas y mascletà

A mediodía ha tenido lugar la entrada de bandas de música, que, con trece bandas participantes este año, han partido en comparsa de la plaza de la Virgen para llegar hasta el Ayuntamiento, donde han interpretado el pasodoble “El fallero”, considerado como el himno de las Fallas.

A las 14.00 horas, se ha disparado en la plaza del Ayuntamiento una mascletà, que este año ha sido al estilo tradicional y de la mano de la Pirotecnia Valenciana, según fuentes municipales.

El acto central del día ha arrancado a las 19.00 horas con un espectáculo de animación callejera, y escasa media hora después han llegado las falleras mayores de Valencia y sus cortes a la parte trasera de las Torres de Serranos.

Tras un espectáculo de luz, color y sonido proyectado sobre este monumento que ha durado siete minutos, el alcalde Ribó ha ofrecido simbólicamente las llaves de la ciudad a las falleras mayores.

Los fuegos artificiales ha puesto punto y final al acto, y la comitiva oficial ha acudido a la Basílica de la Virgen de los Desamparados para cantar una Salve.

Mascletá aérea

Millares de personas asistieron en la tarde del sábado a la mascletà aérea que se disparó en el paseo de la Alameda para dar la bienvenida a las Fallas 2016. Valencia vibró bajo 3,5 toneladas de pólvora, en la que se calificó como la mayor mascletà de la historia.

A pesar del viento, la mascletà pudo dispararse finalmente sin incidentes (la Cruz Roja no ha tenido que realizar ninguna intervención, según consta en el informe remitido a los medios) e hizo las delicias de las miles de personas que la contemplaron desde distintos puntos en el entorno del río.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets