Valencia

El Código Infarto presenta una tasa de supervivencia del 95 por ciento

La implantación en el Hospital General de Valencia cumple tres años con disponibilidad las 24 horas del día los 365 días para la realización de angioplastias primarias

iV.com/InfoSalud.- Desde la implantación del Código Infarto, el Hospital General Universitario de Valencia ha logrado tasas de supervivencia del 95%. El código infarto fue un plan aprobado a finales de 2012 en la Comunidad Valenciana para reducir al mínimo el tiempo transcurrido entre la aparición de síntomas y el correcto diagnóstico y tratamiento.

“Se centra de forma específica en la atención urgente en las primeras horas del Infarto Agudo de Miocardio con Elevación del Segmento ST (IAMEST) y en la red asistencial que le da soporte. Es decir, es un proceso que se inicia desde que el paciente consulta por los síntomas hasta que es dado de alta hospitalaria y por ello se incide en la participación del SAMU como elemento fundamental para activar el Código Infarto”, explica Alberto Berenguer cardiólogo del Hospital General y uno de los autores del plan de actuación del Código Infarto en la Comunidad Valenciana.

Una persona con dolor torácico puede llamar al Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) o acudir a un centro de atención primaria o a un hospital desde donde se activará el Código Infarto. Por ello, en la activación pueden intervenir los recursos de atención urgente para el traslado, si se precisa, y la puesta en comunicación con el médico hemodinamista del hospital donde se realizará la angioplastia primaria. La ayuda del equipo de enfermería y de los médicos de las unidades de críticos es fundamental para el éxito del proceso.

La angioplastia primaria es el procedimiento más efectivo para el abordaje de un infarto agudo de miocardio, según evidencia la práctica clínica y consiste en un cateterismo urgente con apertura inmediata de la arteria que, al obstruirse, provoca el infarto. Si no se pudiese realizar la angioplastia primaria por algún motivo, el código infarto establece la administración, en el menor tiempo posible, de una medicación que permita la disolución del coágulo que causa el infarto y acelerar el traslado a un centro hospitalario.

“El tiempo es músculo. Cuanto menor tiempo de interrupción del flujo sanguíneo se produzca en el paciente, menor músculo muere y por tanto la función global cardiaca no se deteriorará tanto y se evitaran complicaciones lográndose menor invalidez. Es decir, cuanto menor deterioro de la función cardiaca global menor uso de implantes desfibriladores, menor estancia hospitalaria y mayor calidad de vida para los pacientes”, afirma Salvador Morell, jefe del servicio de Cardiología del Hospital General.

El Hospital General Universitario de Valencia fue pionero en la implantación de los primeros programas locales de angioplastia primaria y en el estudio de la seguridad del implante de stents -armazón- coronarios durante la realización de los mismos. En la actualidad la práctica dominante es concluir la angioplastia primaria con un implante stent y preferentemente stents farmacoactivos que son más efectivos.

El General es uno de los cinco hospitales de la Comunidad Valenciana con disponibilidad 24 horas al día, los 7 días de la semana, los 365 días y además de su departamento de salud es referente para la atención de pacientes de los departamentos de salud de Requena y Xátiva. Son los cardiólogos hemodinamistas y enfermeras especializadas el personal encargado de la atención del Código Infarto, además de contar con el soporte del equipo de guardia de Cardiología y el de la Unidad de Cuidados Críticos.

El tiempo de activación del código infarto es crucial. “Por ello es muy importante seguir trabajando para reconocer precozmente a los pacientes en los servicios de Urgencias y trasladarlos a las unidades de hemodinámica con la mayor celeridad. En esto deben estar coordinados y comprometidos todos los profesionales, desde el propio personal administrativo, de triaje, CICU, facultativos de urgencias, enfermeros… y todos aquellos que intervienen en la atención a un paciente”, insiste Alberto Berenguer.

Principales señales de infarto

La mayoría de infartos agudos de miocardio se presentan con una molestia en el centro del pecho que dura no más de algunos minutos o que desaparece y reaparece. Puede sentirse como una presión incómoda, opresión o dolor. Otros síntomas son las molestias en otras zonas de la parte superior del cuerpo que pueden incluir dolor o molestias en un brazo o en ambos, en la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago. También la falta de aire que puede ocurrir con o sin malestar en el pecho. Y otras molestias asociadas a las anteriores, incluirían sentir sudor frío,náuseas o mareo.

print

Añadir comentario

Pincha aquí para escribir un comentario

ES NOTICIA

ATENTADO EN BARCELONA
Harry Athwal, el turista británico que no quiso dejar morir solo al niño Julian en el suelo de La Rambla

Harry Athwal es un turista británico de 44 años que durante las últimas horas se está convirtiendo en Reino Unido en el símbolo de valentía, humanidad y ayuda a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils por su actitud con Julian Cadman, el niño australiano de siete años que los Mossos han confirmado que murió en el ataque terrorista en La Rambla. Este inglés de Birmingham se encontraba en el balcón del primer piso de un restaurante de La Rambla en el momento del atentado del pasado jueves. Desde allí vio el ataque y tras pedir a sus acompañantes que no se movieran de ahí, bajo a prestar ayuda. “Fue instintivo. Miré a ambos lados, había cuerpos esparcidos y a mi derecha estaba el niño, en medio de la calle. Corrí directamente a él”, declaró Athwal al periódico británico Mirror. “Estaba inconsciente, su pierna estaba doblada y le salía sangre de la cabeza. Sabía que era más que sangre”, afirma. “Le tomé el pulso y no tenía. Puse mi mano sobre su espalda y pensé que se había ido. Le acaricié el pelo y me llené de lágrimas, pero me quedé con él, me senté allí porque no iba a dejar a este niño en medio de la calle”, asegura. Aunque la policía le reiteró varias veces que debía moverse ya que los terroristas podrían regresar, Athwal se negó a dejar a Julian. “Se parecía a mi propio hijo. Era de su misma edad, unos siete u ocho años”, asegura. “Nunca vi su rostro pero me consuela saber que tenía alguien con él”, recuerda Athwal, que tuvo que llamar repetidamente a los servicios de emergencia para que atendiesen al chico. “Había tanto pánico, la gente gritaba y había muchos cuerpos para atender”, indica. Posteriormente se reunió con su hermana y el resto de sus acompañantes en una farmacia donde esperaron hasta la medianoche cuando la policía llegó y les hizo marchar. Harry Athwal, que regresó a La Rambla para unirse al minuto de silencio, aseguró que se quedarían hasta el lunes tal como habían planeado. “Se lo debemos a Barcelona”, añadió.
(El Mundo)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

LISTADO MENSUAL DE ENTRADAS

Últimos Tweets